Así ha sido julio

Sanado

Ella llega media hora tarde, él la ha esperado sentado en una de las jardineras. Ninguno de los dos está nervioso, más raro en ella que se sobresaltaba con sólo oír su nombre. Pronto sus miradas se encuentran, ella se sienta junto a él. Comienzan a platicar, tres horas después siguen enfrascados en una conversación. Pronto tienen que irse. Caminan juntos. Sonríen.

—¿Sabes qué es lo más genial? —pregunta ella mirándolo con vivos ojos.

—¿Qué?

—Que ya no me dueles.

Él se limita a esbozar una triste sonrisa y permite que sea el silencio quien lo llene todo.

:)

Feriado

Gaby, Saúl, Jorge, Ana y César están formados para subir a un juego mecánico que parece brindar la sensación más extrema de toda la vida. El juego tiene asientos por parejas y ellos son cinco.

—¿Quién va a subir solo? —pregunta César.

Rápidamente Gaby toma la mano de Saúl y Ana se acerca a Jorge. Él inmediatamente trata de conseguir pareja para el juego, pero todos lo rechazan. Argumentan que ni locos se subirían a eso, que no quieren morir jóvenes. El momento de subir llega. Gaby se sienta junto a Saúl. Ana junto a Jorge. César sube y a su lado se sienta otro chico.

—Vengo solo.—dice el tipo acomodándose en el asiento.

El juego da inicio. Un fraude total. No brinda nada de sensación extrema. Al bajar todos se quejan, pero César arguye:

—Bueno, al menos hice amistad allá arriba…

Todos voltean a ver al sujeto, éste sonríe misteriosamente…

O.O

Saturado

Pocos minutos antes de las nueve de la mañana Gaby está listísima para ingresar al sistema donde tendrá que inscribir sus materias. A las nueve en punto intenta entrar, al igual que cientos de personas más que atiborran la plataforma. “Lo sentimos, la página está MUY saturada, inténtelo más tarde”. 56 minutos después Atenea se apiada de Gaby y logra inscribir sus seis materias en el horario que quería: Griego III, Latín III, Historia de Roma II, Literatura Griega I, Teoría Literaria I y Mitología Grecorromana.

Es un milagro, no conoce a nadie más que haya corrido con la misma suerte.

n.n

Contento

Gaby se reencuentra con varios de sus amigos del CCH. Cuando ve a Omar corren a abrazarse:

—¡Omar!

—¡Gaby!

—¡Tiene como muchos años que no te veo!

—¡Uno!

Sonríen. Omar la observa y el rostro se le ilumina:

—¡Creciste!

—¿De verdad?

—Sí, en serio… o yo me encogí…

—No, no me quites la emoción… ¿Ya oyeron? ¡Crecí!

:D

Lluvioso

Gaby y Saúl caminan tomados de la mano bajo la llovizna que cae en Coyotepec. Platican de muchas cosas. Descubren algo: La lluvia con compañía es como un día de sol. Je t’aime Xuul.

<3

8 comentarios

Entradas populares de este blog

10 canciones de ColdPlay que rigen una historia de amor I

10 canciones de ColdPlay que rigen una historia de amor II

Viaje al centro de la tierra