Introducción a capítulos novieros

¿Cómo justificar a Gabriela? Se levanta todos los días con ganas de ir a la escuela, hace todas las tareas, porque aunque antes no sucedía, ahora el deseo de seguir aprendiendo la llena por completo. Lee más que antes, escribe más que antes (en cuadernos y hojas sueltas, razón por la que ha descuidado el blog). Ahora mismo intenta narrar algo interesante en este sitio virtual que ella aprecia mucho.

¿Qué les va a contar a sus lectores? Es que hay tantas cosas. Piensa, por ejemplo, en lo que sucedió ayer cuando venía con Tere en la combi. Ambas platicaban sobre cosas cotidianas, pero entonces una señora y su hijo de nueve años se interpusieron entre ellas… minutos después la señora había desahogado toda su vida a Tere y el niño contaba todos sus planes de vida a Gaby. Ambas chicas bajaron de la combi tratando de asimilar lo sucedido.

—No cabe duda que tenemos una suerte extraña.—dijo Tere.—¡Imagínate! ¡Esa señora viene de ver a su padre al cual no veía desde hace 25 años! Y compartió su felicidad conmigo…

—Y ese niño… ¡quiere ser maestro!, pero su abuela no lo deja porque ella quiere que sea abogado o médico… yo le dije “lucha por lo que amas porque si no te arrepentirás toda la vida”, espero que me haya entendido…

Mientras platican, Tere y Gaby siguen su camino hacia Ciudad Universitaria, ya la tercera semana de clases, tan rápido que pasa el tiempo… aunque iniciaron su charla hablando del encuentro inesperado con esas dos personas (a las cuales ni les preguntaron el nombre), en el metro la plática ya es sobre los novios… ¿Cómo se evolucionó a ese punto? ¡Quién sabe! ¿Han tenido alguna vez pláticas tan exquisitas que inician con el color de un vestido y terminan con el origen del Yakult? Pues Gabriela sí…

Entonces Gaby repara si es buena idea compartir con los lectores la historia de sus noviazgos. Los lectores sólo conocen la historia de C y de Saúl <3 Todas las demás son historias casi desconocidas para el mundo entero (léase MI mundo), nunca ahondó en ellas porque C lo abarcó todo y actualmente es tan feliz al lado de Saúl que todo lo demás vendría sobrando.

¿A quién le puede interesar la vida noviera de una Gabriela que dice saber escribir? Pues en primer lugar… a ella… :D Después a los que fueron “los novios” y luego a todo aquél que tenga un poquito de romántico y de chismoso :P… Ella advierte, por medio de esta introducción, que los próximos posts podrían adjetivarse como melosos, cursis, tristes, molestos, increíbles, graciosos y ¿por qué no? hasta aleccionadores, pues todo lo narrado será basado EN LA VIDA REAL (nótese música de telenovela), así que, obviamente, pueden tomarse unas largas vacaciones con respecto al blog, Gabriela no se molestará en lo absoluto.

Entonces ¿están listos para conocer a la Gaby de 12 años? ¿Listos para saber el nombre del primer niño que recibió el SÍ? Pues los veo pasado mañana (es una promesa) con el primero de varios capítulos novieros :P

5 comentarios

Entradas populares de este blog

10 canciones de ColdPlay que rigen una historia de amor I

10 canciones de ColdPlay que rigen una historia de amor II

Viaje al centro de la tierra