Así fue septiembre

De grandes recomendaciones

Gaby escucha con atención su clase de Teoría Literaria. La profesora habla algo sobre Gorgias. De pronto comienza a hablar de una edición que adquirió y que ya no está en la biblioteca.

—Lo peor que pueden hacer –dice —es robarse un libro de la biblioteca, es lo peor que puede haber, es como si mutilaran el conocimiento, así que no lo hagan.

Todos asentimos con la cabeza.

—En cambio—agregó —Lo mejor que pueden hacer es robarse un libro de alguna librería, ustedes son muy inteligentes, saben dónde está el código, así que lo pueden arrancar cuidándose de librar las cámaras de seguridad, cuenten su tiempo y corran. Eso es lo mejor muchachos, nadie puede morirse sin haber robado un libro de alguna librería.

Bueno, tengo un propósito más en la vida.

xD

De crisis

César, el novio de Tere, está paseando por el zócalo observando cómo adornaron para festejar el maravilloso 15 de septiembre. De pronto comienza a chispear y se refugia debajo de la lona de un puesto, ahí a un lado de él un señor vende avioncitos. César observa cómo el señor lanza una y otra vez los avioncitos mientras dice:

—¡Bara bara, llévese uno a 20 pesos, uno a 20 pesos!

Entonces otro señor se acerca y le dice al vendedor:

—¿Me puede dejar tres por 70 pesos?

—No mi jefe, ya es lo menos…

O.O

Bonito

Parece que septiembre no fue el mejor de los meses. Quise dedicarme a la carrera y terminé dejando de hacer lo que más me llena: ESCRIBIR. Ahora he entendido que puedo hacer las dos cosas y lo haré bien. Septiembre fue bonito, más ese día en que sumida en la tristeza porque todo parecía negro y sin sentido Saúl tocó el timbre de mi casa y me dijo:

—Quiero intentarlo.

Habíamos tenido problemas y esas dos palabras salidas de su boca sonaron casi como un Te amo. Sí, dentro de lo que cabe, septiembre fue un mes muy bonito.

:)

7 comentarios

Entradas populares de este blog

10 canciones de ColdPlay que rigen una historia de amor I

10 canciones de ColdPlay que rigen una historia de amor II

Viaje al centro de la tierra