Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2011

Somos el Amazonas

El otro día una de mis amigas escribió en Facebook:Dile hola a los más de 600 tipos de bacterias que tienes en tu organismo.Y yo le hice caso: ¡HOLA MÁS DE 600 TIPOS DE BACTERIAS QUE VIVEN DENTRO DE MÍ! Disculpen que no los salude muy seguido, pero me acabo de enterar que existen :DY me puse a pensar, si en el cuerpo humano hay cientos de cosas que aún desconocemos, ¿cuántas cosas no habrá en el mundo entero? Así que sí Mary, creo fervientemente en que hay especies desconocidas y tribus que habitan el Amazonas que no se han descubierto.Yo, de hecho, ya viajé al Amazonas. Fue un viaje lindo, ustedes saben. Primera vez en la selva, lo único que se sabe de supervivencia es lo que se ve en los programas de National Geographic, la alergia a los piquetes de mosquitos se intensifica, no hay internet ni teléfono. Sí… fue un buen viaje. Me uní a una tribu y aprendí su raro idioma. Me sentí parte de un mundo que jamás pensé que e-xis-tie-ra. Y justo cuando tuve todas las habilidades, todos los …

Los koalas y la luna

Estos días he estado tan peculiarmente ocupada que he cargado con la historia de los koalas bajo el brazo. Ya al momento de ver la pregunta fue un “Gracias Xhabyra por ser tan prolífico con tus ideas ¬¬”, después se convirtió en un “Es una oportunidad para dejar correr la imaginación” y luego de algunos días más todo se convirtió en “Imaginación, ¿dónde rayos estás?”.Volví a la escuela. Esa frase ya daría explicación suficiente a mi ausencia en todos los aspectos de mi vida. Pero no es ningún pretexto. Sé por qué los koalas se ven afectados en su emisión de gases debido a las facetas lunares. Es porque simple y sencillamente se enamoraron de ella desde la antigüedad y al acosarla la única manera que tuvo la pobre luna de deshacerse de ellos fue enviarles gases involuntarios.Ok, no. Científicamente no existe una respuesta viable o creíble. Encontré páginas interesantes acerca de los koalas y me quedé embobada algunos minutos con sus ojitos de anime, pero nada pude hallar acerca de su r…