Sobre el arte de romper corazones

 

Gánate un corazón

y asegúrate que esté completamente enamorado de ti.

Entonces

abandónale, o guárdale indiferencia, o séle infiel, o miéntele, o golpéalo, o asfíxialo, o muéstrale inseguridad, o hazle pasar días pésimos, o duda constantemente frente a él, o haz que tus palabras digan cosas completamente distintas a lo que demuestran tus actos, o minimízalo, o muéstrale desconfianza, o hazlo parecer un iluso, o vete y regresa muchas veces, o dile que es el amor de tu vida, pero que ahorita no, que espere. Y hazlo esperar mucho, o no lo hagas esperar y bésalo con indiferencia. O dile que no son el uno para el otro. O pídele que te comprenda cuando tú no comprendes nada. O sácale todo su dinero, o explótalo mentalmente, o dedícale canciones dolorosas, o dile que si quiere se mate, o no lo escuches cuando él emocionado te cuenta sus cosas, o mantenlo como plato de segunda mesa, o dile que está mal, o dile que ya madure, o avergüénzate de él, o dile, y casi nunca falla, que no es tu intención hacerle daño, que simplemente no puedes estar.

 

Así, seguro, ese corazón se queda bien roto.

6 comentarios

Entradas populares de este blog

10 canciones de ColdPlay que rigen una historia de amor I

10 canciones de ColdPlay que rigen una historia de amor II

Viaje al centro de la tierra