La escuela

A veces me despierto sin ganas de ir a la escuela. Bueno, ya sé que los que me conocen saben que me sucede muy seguido, pero qué hacerle. Pienso en los meses que me faltan para terminar la licenciatura, también me pregunto si llegaré a ser como esas personas que se lamentan por ya no estudiar, por haber dejado las aulas. Como sea, ahora mismo voy para allá, hacia la Universidad. No malinterpreten lo que escribo, no es un afán de desvalorar lo que tengo y he logrado. Sigo creyendo que el estudio abre las mentes y salva las almas. Pero la escuela... ese es otro cantar.


*Luego de escribir esto ella fue a la escuela, miró con atención a los profesores, dijo un par de cosas y volvió para escribir en su diario: «A pesar de todo, me gusta lo que hago».*
4 comentarios

Entradas populares de este blog

10 canciones de ColdPlay que rigen una historia de amor I

10 canciones de ColdPlay que rigen una historia de amor II

Viaje al centro de la tierra