De amores no correspondidos

No suelo enamorarme de quien no está interesado en mí. Pero, obviamente, a lo largo de mi corta vida he tenido que tener un par de tropiezos. Creo que no hay nada más triste que amar sin ser amado. Hay personas que para defender su desdichado corazón alegan que eso no puede ser amor porque el amor es de dos personas. ¿Cómo es que pueden decir eso? Duele, desgarra, renueva. El amor es tan infinito que se encuentra en todas partes. Vaya, hasta uno termina amando lugares o recuerdos.

El amor no correspondido es indescriptible. Trata de ocultarse, de superarse, de olvidarse y, casi siempre, encuentra el fracaso. Unos pueden amar para siempre a esa persona que nunca volteará a verlos como algo más que “amigos”, “conocidos”, “vecinos”; pueden crecer, encontrar razones para la vida. La gran mayoría sólo atina a lacerarse la mente y el corazón. Amar sin ser amado es también lo más valiente que se puede hacer en esta vida. Lo digo porque aceptan su condición, maduran el sentimiento hasta lo más hondo, mejoran su existencia, perseveran, mantienen la ilusión y al final, aunque nada les es entregado, mueren felices por haber hallado el amor.

También creo que todos debemos amar alguna vez sin ser correspondidos. Todo se vale en esta vida. Un poco de sufrimiento no hace mal a nadie. Vamos, ¡la vida es muy corta! Si hay que sufrir por amor, ¡hay que sufrir bien! Al final, el amor es lo más dulce que puede acontecernos, aunque sea triste y sin sentido.

Esperen. Al final, el amor es lo más dulce que puede acontecernos, aunque nos dé miedo. Unos nacen dispuestos a entregarlo todo y otros, simplemente, temen experimentar el amor.

Así que ama y vive. Vive y ama. Si el amor te ha golpeado varias veces ¿qué? Imponte y vive. Cuesta mucho. ¿Es que no te has dado cuenta de que estás VIVO? Si estás harto del sufrimiento, pues ¡detente! Vive tu duelo, pero levántate. Diré algo, el amor duele, pero al final renueva. Porque la naturaleza del amor invita a la vida. Así sea el más desdichado, siempre lo verás lleno de vida. Uno puede empeñarse en asfixiarlo y asfixiarse con él. Puede intentar romperlo y romperse con él. Al final los pedazos quedan. El tiempo lo convierte en algo sano, en algo dulce, en algo con lo que se creció.

¿Amas sin ser correspondido? Hoy te doy mi abrazo, pero cuando te suelte, amigo mío, tendrás que seguir adelante.

 

Te amo, C.E.V.M.

377276_462802433759955_1440066265_n

3 comentarios

Entradas populares de este blog

10 canciones de ColdPlay que rigen una historia de amor I

10 canciones de ColdPlay que rigen una historia de amor II

Viaje al centro de la tierra