Bache en el pensamiento

Atravieso otro bache existencial. O para ponerme menos filosófica, ando de ganas nulas. Respiro y creo que es suficiente. Las letras danzan frente a mí y me divierto viéndolas, eso quiere decir que he leído mucho, pero he escrito muy poco. Voy a la escuela o hago que voy, ya no sé. Organizo mis ideas en la cabeza y las exploto una y otra vez hasta tener un cielo de estrellas multicolores. Qué fascinante. Observo, callo, pienso. Pienso, callo, observo. No hay más.

Si alguien se acerca, sonrío. Si alguien me habla, respondo.

Si nadie se acerca, camino. Si nadie me habla, pienso.

Hay tanto que decir, así que lo diré de manera paulatina, lo más claro posible. Últimamente me persiguen ideas sobre la infancia, la juventud, la literatura, las letras mismas, el texto como tejido, la lectura, la cosmovisión, la honestidad, el tiempo; sin contar los nuevos nudos de mis novelas, los destinos trágicos de mis personajes, los hilos argumentativos de mi tesis de licenciatura; y sin mencionar aún el amor, la amistad, la soledad… Qué embrollo y qué delicia al mismo tiempo.

Esta entrada es meramente un ejercicio de reconocimiento de que aún sigo viva y de que continúo pensando. Saludos.

webcam-toy-foto71

2 comentarios

Entradas populares de este blog

10 canciones de ColdPlay que rigen una historia de amor I

10 canciones de ColdPlay que rigen una historia de amor II

Viaje al centro de la tierra