Ideas sueltas

¿Quién SOY? ¿Lo sabré alguna vez? Quizás no. Quién sabe. Es lo de menos. Aunque no lo sepa, VIVO. Me gusta mi vida, debo confesarlo. Me gusta tomar decisiones que quién sabe a dónde me llevarán, pero que se convierten en un RETO. ¿Alguien comprende lo que digo? Quizás no. Pero qué importa. He llegado a la conclusión de que todos somos BRUJOS. Yo más que nadie. Bruja porque puedo anticiparme al futuro, puedo saber sin que nadie se entere, de que lloraré escuchando cierta canción. De que extrañaré a ciertas personas. De que seré lo que nunca en toda mi vida pudiera haber imaginado. ¡Qué importa eso! ¡SOY! Hay una gran diferencia entre lo que uno quiere ser y lo que en realidad es. Mátenme si no es cierto. Desde que era pequeña supe quién se iba a quedar con quién. De quién serían los fantasmas. ¡La muerte! NUNCA, nunca pude adivinar que mi prima moriría y eso me sigue sorprendiendo y quizás por eso me siento culpable. Por no anticiparme a mi otra prima de que su hermana se IRÍA. Eso me sigue causando llanto, un llanto tan incesante como el mismo mar. Sólo los que han perdido a personas tan queridas pueden comprenderme. Pero después de todo, VIVO. Y la culpabilidad no me ha hecho añicos. Me hizo añicos un AMOR loco y desenfrenado que no pudo ser. ¡Nos amábamos! Y sólo los que aman con la misma fuerza pueden comprendernos. ¡Nos amábamos! Pero así como la vida es LOCA, no pudo ser. Tuvimos que resignarnos. Y estuvo bien, no me quejo. Sólo que valoro la MAGIA. La magia de estar vivo. Para nada apoyo a los existencialistas. Pobres, no tienen suerte. Cuando quiero decepcionarme de la vida, algo pasa, siempre algo pasa, que termino sorprendiéndome de su MAGIA. ¿Cómo no pueden percatarse de la MAGIA de RESPIRAR? ¡Tan sólo de respirar! ¡Qué importan las decisiones, RESPIRAMOS! Y si respiramos TODO LO DEMÁS es POSIBLE! ¡Todo es POSIBLE! Depende de cada quién. Me han dicho que por qué sueño cosas imposibles, les diré algo. ¡Son cosas IMPOSIBLES para ellos! Porque para mí, para mi forma de pensar y ser nunca ha habido cosas tan ciertas. Pata mí nunca ha sido mentira mi concepción del futuro. ¡Soy capaz! ¡Es mi vida! ¿Por qué no he de ser capaz? ¿Cuánto viviré? ¿Alguien lo sabe? Si nadie lo sabe, ¿por qué alguien ha de saber de qué soy capaz? Simplemente lo sé y solamente a la hora de mi muerte sabrán que tengo la razón. Sabrán que vale la pena soñar con cosas grandiosas. ¡Volé! ¡He volado! ¡Volaré! No hace falta morir para descubrir que UNO AMA ESTAR VIVO Risa.

1 comentario

Entradas populares de este blog

10 canciones de ColdPlay que rigen una historia de amor I

10 canciones de ColdPlay que rigen una historia de amor II

Viaje al centro de la tierra