Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2013

Una pregunta

Abril corre porque se le ha hecho tarde y entonces repara en que trae la cara y los brazos cenizos. No se ha puesto crema. Recuerda de pronto a una amiga suya que le decía que ella podía vivir sin echarse crema en el cuerpo. Abril reconoce nuevamente que ella no puede. Frustrada por el poco tiempo que le sobra, corre a la farmacia más cercana:—¿Me da una crema Nivea de las chiquitas?—Son diez con cincuenta —le responde la señora que atiende, mientras le entrega el pequeño círculo de metal.Abril paga con un billete de veinte, luego se hace a un lado para abrir la crema y ponérsela. Hay una niña de unos tres años mirándola fijamente, de cabellos claros y atados en una coleta. Abril comienza a untarse el producto y los ojos de la niña reflejan preocupación. Abril no hace caso, pero entonces la niña se anima a decirle:—¿Qué te pasó?Abril responde, extrañada de la pregunta:—Nada, ¿por qué?—¿Por qué te pones eso? —rebate la niña, cuya pronunciación es fluida.—Pues porque no me eché crema y …