Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2010

Así ha sido abril

De felices cartasGaby está en su habitación, usa la computadora, medio hace la tarea, piensa en diversas cosas… de pronto Tere toca la puerta.—Pasa.Gaby espera oír la voz de Tere pero no la escucha, así que voltea a verla… se queda en shock, Tere está llorando…—¿Qué te sucede? —pregunta Gaby alarmada.—Es que César me dio una carta y… y…Gaby piensa “¿La terminó por una carta? ¡Qué cobarde!”, está a punto de decir en voz alta sus pensamientos cuando Tere termina de hablar.—…y está… ¡genial!… es súper bonita, waaaaaa, ¡lo amo!, ¡soy tan feliz Gaby! :D—¡Tere me habías asustado! ¿Es tan bonita que te hizo llorar? A verla…Tere le muestra la carta y Gaby comienza a leer. Definitivamente es una carta hermosa. Ay ese César… Gaby se da cuenta que en verdad existen las personas que nacieron una para la otra n.n…mirarte es incluso mi religión, por eso te doy gracias, gracias por elegirme, por acompañarme, por besarme, por abrazarme, por consolarme, por dejarme dormir en tu regazo, por compartir e…

Fresa y limón

Ella dice:Comamos siempre helado de fresa. Yo aquí, tú a mi lado, comiendo un helado de fresa. Sí, de fresa de agua, para estos días en que hace mucho calor. Comamos helado de fresa. Mientras yo camino contigo y mientras me tomas de la mano yo comeré helado de fresa. Si quieres te puedo convidar un poquito, pero sólo un poquito, del barquillo ni creas que te daré, ese es mío. ¿Cómo ves, amor? ¿Comemos helado de fresa?Él dice:¿Por qué tiene que ser de fresa? Yo quiero, pero de limón. Si queremos refrescarnos considero que el de limón es mejor. Ya me imagino comiendo nuestro helado de limón, tú con esa playera que traes puesta, yo con esta expresión en el rostro >.< Sí, creo que el helado de limón es mejor. Sin embargo, el barquillo es mío, ese no lo comparto, es más, puedes comerte la mitad del helado de limón, pero el barquillo ni lo toques. ¿Cómo ves, mi vida? ¿Comemos helado de limón?Ambos sonrieron.                                                            ¿Helado de fresa o…

Yann Tiersen @ Teatro de la Ciudad 2010

Aquí estás, con la mente trabada de recuerdos, con la emoción palpitándote en el pecho. Aquí estás, aún respiras, aún tus ojos distinguen la luz de la oscuridad. Piensas, no sabes a ciencia cierta qué piensas, estás cansada pero tus dedos se desplazan cálidamente por el teclado. Tú sólo intentas despejarte, dejar las neuronas en paz, y deseas dormir, dejar de lado todo lo que acontece.Lo has visto, sí, al músico que te maravilló desde la vez primera que viste Amélie Poulain, te enamoraste de sus notas que lucharon contra todo en tu persona y se anidaron en ese espacio del cerebro donde guardas, sin querer, tus recursos para sobrevivir cuando te sientes triste. Lo viste. Viste a Yann Tiersen.No sabes cómo te atreviste. Salirte de casa, ir sola al Teatro de la Ciudad, mezclarte entre personas que no saben quién eres ni les interesa. De verdad no sabes de dónde surgió tu valor para ir a escuchar sin compañía las genialidades de este músico francés. Caminaste por Allende y Donceles, veías…

Sobre la labor de encontrarse

¿Te perdiste? ¿Abandonaste tus sueños en algún lado? ¿Se te fueron las ganas? ¿Caíste en un precipicio y te resulta enormemente difícil volver a levantarte? ¿No crees en los milagros? ¿Tampoco crees en la buena suerte? ¿Ésta se ha vuelto la peor etapa de tu vida? ¿Ya no piensas en cosas mejores? ¿Te llamas con los adjetivos que inician en in? ¿Atribuyes tu mala racha a haber tirado la sal? ¿A romper un espejo? ¿A pasar debajo de unas escaleras? ¿Eras antes el más optimista del mundo y ahora todo lo ves negro?¡ATENCIÓN! Lamento informarte que te has perdido. Y que para encontrarte necesitas:sueñosreíraireun amigooscuridad y luzsilenciomúsicaun librounos tenis suciostu playera favoritauna buena películasaltarllorarun buen recuerdocaminar sin rumboun abrazocorrerver el cielo nocturnogritarun mensaje de celulartu comida favoritauna llamadacenar con la familiauna buena charlaviajar…¿Ya te diste cuenta?No te garantizo que te encuentres de inmediato, pero seguro que lo logras. No hay nada me…

Cambiar

Debes cambiar. Debes cambiar. Debes cambiar. Cambiar. Cambia. Debes cambiar. Cámbiate.Tienes que cambiar. Deseas cambiar. Es mejor cambiar. Cambia. Cambia. Cambia de verdad. Sabes que debes cambiar. Debes cambiar. Cambiar. Cámbiate. Cámbiate en serio. Siempre cambia. ¡Cambia!¡Cambia!Ahora cambia. Cambia ahora.Debes cambiar. Debes cambiar. Cámbiate.Si cambias será mejor. Si cambias podrá cambiar todo. Cambiar.Me aturdiste. Ya no tiene sentido esa palabra. Repítela cien veces y dejarás de entenderla. Así es con todas las demás. En realidad nada significan. Nada. Por favor, no me digas cien veces      c a m b i a.    Creo que con una es suficiente.

Diecinueve ensayos de Abril

Imagen tomada de  http://artmezcua.blogspot.comENERO: Pues en esta asamblea felicitamos a ABRIL porque ha llegado a su ensayo número diecinueve.FEBRERO: Deseo que esté bien escrito y que sus letras sean hechas con amor.MARZO: Que sea más espléndido que la primavera.MAYO: No olvides mencionar en él a tu mamá que tanto ha dado por ti.JUNIO: Ni a tu padre que tanto te ama.JULIO: Deseo que sea un ensayo más divertido que las vacaciones de verano.AGOSTO: Y que tenga más ganas en sus letras que el primer día de clases.SEPTIEMBRE: Que plasmes el amor a tu país y todo lo que haces para lograr que sea un poquito mejor que antes.OCTUBRE: Yo deseo que no se te olvide el 02 de octubre y que aún puedas sonreír por ello cuando llegues al ensayo número 20.NOVIEMBRE: Sólo pido que ya no te duelan mis fechas.DICIEMBRE: Y yo espero que aprecies tu principio y tu final. El frío. Y disfrutes cada uno de tus ensayos. Gaby los hace especialmente para ti.Y abril lloró, como sólo lloran los meses. Lluvias. S…

Cierra todo

Cierra todo. Las ventanas, las puertas, los hoyitos de las paredes. Cierra tus oídos, tus ojos, tus labios. Ciérralo. Ciérralo todo. Que nada entre, que nada salga, que nada se precipite. Cierra tus manos y tus cabellos aplástalos a la nuca. Junta los pies, quédate parado. Ciérrame la boca y los ojos, y mis manos, y mis cabellos aplástalos a mi espalda. Ciérralo… no quiero que se den cuenta… que estoy a punto de llorar, no quiero que tus oídos escuchen la cascada de mi llanto, y no quiero escucharme, ni verme, ni sentirme… ciérrame los dedos, para que me sea imposible buscar mis mejillas y las gotas que resbalarán por mi cuerpo.Cierra todo. Busca el silencio. Hazme buscar el silencio. Que nos llene desde los zapatos hasta las pestañas. Que se vuelva ese no sé qué que tome las palabras de los labios y nos haga sonreír… cierra tus ojos, te digo, que no quiero que me veas llorar… porque por más que lo intento… me siento mal y no quiero que mis lágrimas mojen tu camisa, ni que mojen tus d…

Todo por una imprudencia

Bianca y Alonso IIEs difícil elegir entre el silencio y la explosión de todas las palabras pensadas. ¿Para qué hablar si la puedes mirar solamente? ¿Para qué confesarle tus sentimientos si sientes que serán amigos toda la vida? ¿Para qué…? Silencio, deja de pensar en eso, se acercan de nuevos ellas, las que no son amigas de Bianca, se acercan las amigas de Karla.—Oye, Alonso —inicia Juliana. —¿Quieres ir con nosotras por una hamburguesa?—Este… es que estoy esperando a Vaden, a Yasu y Bianca.—respondes con nerviosismo en tus palabras, notas que Karla se acerca, viene corriendo hacia ustedes.—Ay, ándale, ahorita te ayudo a buscarlos ¿vale? —insiste Juliana.Te dejas convencer y entonces te ves caminando entre ellas, siempre te ha sido fácil relacionarte con las niñas, ¿a quién no? No entiendes a esos chicos que se alejan de las mujeres como si fueran seres extraños, bueno, lo son, pero tú sueles comprenderlas. Dejas que las demás te pasen y sólo te quedas caminando con Juliana, ves de re…

¿Hay algo mejor que seis meses volando?

Probablemente sí. Pueden existir miles de cosas mejores que eso. Probablemente no. Volar es todo lo que he querido siempre. Probablemente nadie lo sabe. Ultimadamente todos piensan que sólo es una metáfora… ¿y si les digo la verdad? ¿Y si me atrevo a contarlo? ¿Tú qué dirías? ¿Que estoy loca? ¿Que sólo es una de mis tantas fantasías? No me importa…Volar, ya lo he dicho, es lo que he querido siempre. Despegar mis pies de esta tierra, sentir el aire hacerme vibrar el cuerpo, probar la velocidad que no alcanzo corriendo, respirar las multitudes, mezclarme entre las nubes y ver desde lo alto mi casa, en el punto exacto donde se encuentra… mis zapatos, ahí donde los dejé… y mi yo, viéndome desde abajo… diciéndome adiós…¿Acaso hay algo mejor que seis meses volando? No lo sé, probablemente sí. Aunque ahorita, en este preciso instante, no lo creo. ¿Quieres que bajemos a la tierra y busquemos algo mejor que esto?