Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2012

Los estragos amorosos de febrero

AccidenteLa tía Felisa era una anciana muy activa. Caminaba todo el tiempo, realizaba todas las tareas del hogar, era muy parlanchina. Toda la familia la adoraba porque era de esas abuelitas que hacen sentir bien a todos; dura de carácter, pero de enorme corazón. Esa mañana salió tan presurosa como siempre a comprar el mandado. Cruzó la calle y…una autobús la atropelló. El camión se perdió de vista y Felisa quedó tirada en la calle. La gente se quedó pasmada. La familia se asomó para ver por qué había tanto alboroto, ya se imaginará la terrible situación. Gritos, llanto y dolor, de nuevo. La muerte siempre está presente, siempre.BalazoMientras unos estaban en los rosarios de la tía Felisa, a otros se les ocurrió asaltar la tienda de la familia. Tomaron lo más que pudieron y salieron pensando que nadie se fijaría en ellos. Pero sí se fijaron. Mientras un tío trataba de detenerlos, uno de los ladrones sacó una pistola y disparó al azar…la bala fue a dar al pie de un primo. Se hizo la co…