Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2010

Les enfants du paradis

Amo esta canción. Me suena a muchas cosas.A un viaje por el cielo donde yo vuelo y disfruto del viento chocar contra mi rostro.A una historia donde dos personas corren por muchos lugares para llegar una al lado de la otra.A una batalla donde hay que vencer los miedos más profundos.Suena a un rompecabezas de personalidades múltiples.No sé. Quizá sólo se necesita cerrar los ojos y… dejarse llevar.

Always single, always in love

Poner play.La miro por el reflejo de la ventana del metro. Está sentada a mi lado, leyendo. Finjo dormir, pero en realidad estoy mirando su rostro a través de mis pestañas. Luce cansada y a la vez divertida, me pregunto qué tipo de novela estará leyendo, sus ojos se pierden ante esta realidad, ella está sumida en la lectura. Observo cómo en su rostro se lee el pasaje de la historia y sin querer comienzo a leer también, pero a través de sus muecas y miradas transparentes.Apenas alcanzo a descubrir la línea antes de que dé vuelta de página, ya lo suponía… es una historia de amor. ¿Por qué a las mujeres les gustan esas historias? Son tan irreales, tan de cuentos de hadas, ¿acaso nunca dejarán de esperar al príncipe azul? Leo a través de su iris que se trata de un joven solitario caminando por las calles de la ciudad justo al anochecer. Como yo hace algunos momentos, antes de subir al metro. Veo al joven mirar sin asombro los edificios, detenerse un momento en Bellas Artes y luego ver su …

Escapar en viernes

Como que últimamente se me ha dado llorar en viernes. Es el día ideal. Se van juntando en el pecho todas esas situaciones que ocurren en la semana. Una ofensa recibida; un dolor en la cabeza; la frustración de las tareas: los pensamientos de por qué, para qué, de qué sirve toda mi existencia. La tristeza de estar esperando la llamada de alguien que ni siquiera piensa que puede llamar para desear un buen día. El quiebre de la ilusión de creer que todo va bien cuando de pronto en jueves te muestran que no, que hay que echarle más ganas, que no es suficiente. Por eso en viernes se descarga todo.Sólo tengo que llegar de la escuela, prender el televisor y mientras lo veo reafirmar que los programas a esa hora son basura, mordisquear un par de panes, beber mucha agua, abrir un libro, sentir la pesadez de las palabras yendo de la cabeza a la garganta. Decir por qué rayos ocurre esto, por qué no puedo sentirme bien leyendo… Encender la computadora, revisar lo de siempre, leer un poco de allá,…

El barco

Para Vlad: Mira lo que me inspiró a hacer tu brújula. :)

Autobiógrafo

Una vez alguien le dijo que el mayor error que cometían muchos escritores era escribir sobre ellos mismos, que era un ejercicio estúpido para engrandecer el ego. Él respetó la consigna por mucho tiempo, quiso evitar hablar de sí mismo, pero años después descubrió que no podía escribir sobre cosas desconocidas, se le hacía más fácil contar historias donde sabía que el piso era seguro. Así que, abrazando su opinión con fuerza, tomó la pluma y dejó fluir sus memorias.

Así fue septiembre

De grandes recomendacionesGaby escucha con atención su clase de Teoría Literaria. La profesora habla algo sobre Gorgias. De pronto comienza a hablar de una edición que adquirió y que ya no está en la biblioteca.—Lo peor que pueden hacer –dice —es robarse un libro de la biblioteca, es lo peor que puede haber, es como si mutilaran el conocimiento, así que no lo hagan.Todos asentimos con la cabeza.—En cambio—agregó —Lo mejor que pueden hacer es robarse un libro de alguna librería, ustedes son muy inteligentes, saben dónde está el código, así que lo pueden arrancar cuidándose de librar las cámaras de seguridad, cuenten su tiempo y corran. Eso es lo mejor muchachos, nadie puede morirse sin haber robado un libro de alguna librería.Bueno, tengo un propósito más en la vida.xDDe crisisCésar, el novio de Tere, está paseando por el zócalo observando cómo adornaron para festejar el maravilloso 15 de septiembre. De pronto comienza a chispear y se refugia debajo de la lona de un puesto, ahí a un la…