Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2012

Concurso de Creación Literaria UNAM

¡Queridísimos Lectores!Quiero invitarlos al Concurso de Creación Literaria del IX Coloquio de Letras Clásicas, UNAM. Mi generación está a cargo de la organización. ¡Participen! Los premios están excelentes y no importa si son de otro estado. Si no pueden venir por su premio, ¡nosotros se los enviamos!Sólo den clic en la imagen para verla más grande.Muchas gracias por leerme. Cualquier duda pueden contactarme aquí en el blog, en twitter o FB. O al siguiente correo electrónico coloquiodeletrasclasicasunam@gmail.com

I Carta: Fulgurante y rota

Respuesta a El amor es un danzón.Cariño,dices que el amor es un danzón y por supuesto que te creo. Suena el danzón y yo bailo con una pareja borrosa. En realidad, pienso, somos seres borrosos. Más si se trata de amor. Para todo esto me sujeto a la teoría de las recepciones, aquello en que cada persona tiene su propio mundo y, por tanto, cada quien ve lo que quiere ver cuando quiere verlo. Aferrándome a eso no puedo decir que no conozco el amor porque sí lo conozco y lo he visto y lo he sujetado con mis propias manos. Le creo a Sabines cuando dice que el amor sólo quiere jugar. También le creo cuando dice que el amor no puede decirse. Y creo también en que el amor existe y que cada quien puede saber si lo conoce o no. Dices que piensas mucho y yo puedo decir que no hay que pensarlo tanto. Sólo pasa y ya. Y por ser humanos tenemos hambre infinita de conocerlo todo o, al menos, de tener una idea de todo. Y es imposible, casi siempre es imposible. No puedo describir el amor, pero sí puedo…

Un premio

Mi sueño más extrañoA veces pienso que todo es un sueño extraño. Oníricamente hablando puedo referirme a esos sueños donde me despego del suelo y voy volando por sobre todos, sintiendo el aire rozar mi rostro, la energía del impulso invadiéndome cada parte del cuerpo, la alegría de ser libre. Puedo hablar también de los fantasmas que me persiguen ansiosos de que yo me vaya con ellos, pero nunca quiero y siempre termino corriendo por laberintos desconocidos hasta despertar sudorosa en mi habitación. El último sueño que entraría en la clasificación de extraño es el que tuve la semana pasada, estaba atrapada en un edificio que se inundaba; de todas partes caía agua, había tanta que me maravillaba ver mi rostro reflejado en todas partes y sólo tuve miedo cuando recordé que no sabía nadar. Mi mamá dice que eso significa que lloraré mucho todavía. Yo creo que sólo es símbolo de que me dormí con sed.Ahora, refiriéndome a los sueños que deseo cumplir está aquel de dormir algún día en la calle…