Ir al contenido principal

Así ha sido abril

De felices cartas

Gaby está en su habitación, usa la computadora, medio hace la tarea, piensa en diversas cosas… de pronto Tere toca la puerta.

—Pasa.

Gaby espera oír la voz de Tere pero no la escucha, así que voltea a verla… se queda en shock, Tere está llorando…

—¿Qué te sucede? —pregunta Gaby alarmada.

—Es que César me dio una carta y… y…

Gaby piensa “¿La terminó por una carta? ¡Qué cobarde!”, está a punto de decir en voz alta sus pensamientos cuando Tere termina de hablar.

—…y está… ¡genial!… es súper bonita, waaaaaa, ¡lo amo!, ¡soy tan feliz Gaby! :D

—¡Tere me habías asustado! ¿Es tan bonita que te hizo llorar? A verla…

Tere le muestra la carta y Gaby comienza a leer. Definitivamente es una carta hermosa. Ay ese César… Gaby se da cuenta que en verdad existen las personas que nacieron una para la otra n.n

…mirarte es incluso mi religión, por eso te doy gracias, gracias por elegirme, por acompañarme, por besarme, por abrazarme, por consolarme, por dejarme dormir en tu regazo, por compartir esta dulce etapa de la vida (y ojalá muchas más) conmigo, por sonreír, por llorar, por dormir, por hacer tantas cosas juntos, por eso estoy profundamente agradecido…”

Por cierto, felices seis meses Tere y César, los quiero :)

De tenis y franceses

Gaby cumplió diecinueve años y los festeja con una breve comida en su casa, todo sencillo, sólo asisten David, Tere y Saúl. Los cuatro se sientan en la mesa, Saúl fue porque Gaby le aseguró que sus padres no intervendrían en la convivencia, grave error, el padre de Gaby se sienta con ellos y sin dejar de mirar a Saúl de reojo dice:

—Sí jóvenes aún les falta mucho por aprender, ahorita sienten que los tenis que tienen son de la mejor marca, pero ya cuando terminen la carrera se darán cuenta que probablemente necesiten cambiarlos…

(¿Quién rayos hablaba de tenis? ¬¬)

Saúl comienza a ponerse nervioso, Gaby también. David y Tere sólo ríen. De pronto la mamá de Gaby se va a sentar también. Quién sabe cómo terminan en una conversación rara.

—Sí ma’, David se va a ir a Veracruz (porque Lupita es de Veracruz) y Tere se va a ir al Ajusco (porque César es de allá), sólo yo me quedaré en Coyote porque amo a mi pueblo :D (Saúl es coyotepense n.n)

La madre responde:

—Pues tú nos decías que te ibas a casar con un francés.

Y entonces Saúl replica:

—Pues creo que mi tátara tátarabuelo era francés.

:D

De nieves

—Vamos a comprar una nieve.

—Vamos.

Gaby y David caminan a la heladería.

—¿Disculpa? ¿Me das una nieve, por favor?

—¿De qué sabor?

—Mmm de limón.

—¿En vaso o en barquillo?

—En barquillo        :D

—Lo siento, es que sólo te lo puedo dar en vaso…

— ¬¬ duh…

Triste

Gaby se encuentra apresurada estudiando Latín. Para aprenderse las formas verbales pega hojas de colores en su pared. Necesita más. Busca y rebusca hasta que encuentra una hoja amarilla. Está a punto de recortarla cuando se da cuenta que al reverso tiene un poema, es Triste de Alejandro Aura (quien murió en 2008) y los versos

…no hay nada tan triste como un poeta triste

tratando de escribir en su tristeza.

                                                                                                                         la hacen llorar.

Literario

¡Tienen que participar en esta Liberación de Libros! Consiste en que este 7 de mayo dejen un libro en la vía pública. El libro ya lo tienen que haber leído y, además, en su primera página escribirán:

Soy un Libro Libre, me han dejado para que me leas y me vuelvas a liberar el próximo día 7 del siguiente mes en el lugar que desees. Cuando termines de leerme escribe abajo de este texto un mensaje para la siguiente persona que me encontrará"

¿Suena padre, no? Pero eso no es todo, Los Habitantes de Moria han convocado a un concurso para animarnos a participar en Libro Libre y consiste en tomar una foto del libro que dejaremos y otra del lugar en donde lo dejamos. Las fotos más originales se llevarán premios (:

¡PARTICIPEMOS TODOS!

7 comentarios

Entradas populares de este blog

10 canciones de ColdPlay que rigen una historia de amor I

*Se recomienda poner play a los videos para hallar el sentido de la historia. (: [verídica por cierto]Yellow—¿Conoces a Coldplay? —pregunta C con el disco blanco A Rush of Blood to the Head entre sus manos.—Nunca los he oído.—confieso.—Pues… tienen una canción muy padre que se llama Yellow, no es de este disco, pero está muy padre.—C se sonroja.—¿En serio? ¿Y qué dice la canción?—Dice lo que yo pienso de ti todos los días. Shiver—Gaby, ¿hasta cuándo me vas a hablar?—…—Te juro que he cambiado.—…—¿No me quieres creer? Pues entonces a ver si le crees a él.Y me dejó la canción. Sparks—¿Ya me vas a perdonar?—No lo sé…—Mírame —dijo C poniendo sus ojos frente a los míos. —Sé que tú me quieres.—Eso no lo puedes saber.—Claro que sí, vi chispas en tus ojos.—¿Chispas? Estás loco…—Por ti… Green eyesSaqué mi cuaderno de Español y C lo tomó sin permiso.—¿Por qué pusiste esta canción en la libreta?—Me gusta ColdPlay—Antes ni los conocías.—Lo sé… pero ya pasaron dos años, los conozco perfectamente.—Esta…

10 canciones de ColdPlay que rigen una historia de amor II

Trouble—¿Te sientes bien? —pregunté tratando de no sonar preocupada.—No, no me siento bien. —dijo C desviando la mirada.—Puedes confiar en mí, dime qué te pasa.—La verdad me siento horrible, he cometido demasiados errores.—A todos nos pasa.—Nunca quise hacerte daño, en serio… eres lo más importante para mí.—Deja de pensar en eso… estoy consciente de que no fue tu intención.—¿Todavía estás enojada conmigo?—Si lo estuviera ¿te estaría hablando? Fix you—Ahora ¿qué te sucede a ti? —me preguntó C poniendo sus ojos frente a los míos.—Nada, vete… —respondí de mala gana… ¿cómo decirle que estaba así por él?—¿No me vas a decir? ¿Me obligas a contarte mis cosas y no me quieres contar las tuyas?—No me sucede nada…—Déjame consolarte…—¡No! ¡Ya déjame en paz!—Espera… sólo escucha esta canción conmigo… —tomó su discman y colocó en mi oído un auricular, mientras él tenía el otro… The scientist—Gaby… ¿de verdad este es el final?—¿A qué te refieres? —¿Jamás volveremos a estar juntos? ¿Quieres eso? ¿Quie…

Viaje al centro de la tierra

Yo soy la mano de Axel. Sí, de ese Axel temeroso que no quiere aventurarse al centro de la tierra. Yo soy sus dedos repasando el manuscrito. Sus ideas queriendo irse de su cabeza. Soy su desesperación por quedarse enterrado a cientos de leguas debajo de la tierra. Rayos, el sol da de lleno en mi cara, las neuronas me jalaron del granito del túnel subterráneo para llevarme al asiento trasero del automóvil de mi padre.Ya no había leído. Ahora las letras me piden incesantes que las pase por mis ojos antes de cerrar el libro. Despido a mi jardín con una mirada, recuesto mi cabeza lo mejor posible y continuo leyendo, dejo que las palabras se adueñen de mi cabeza. De nuevo soy Axel. Soy los ojos de Axel, aquellos que miran cosas inexplicables debajo de este suelo que piso a diario. Oigo perfectamente cuando el tío Lidenbrock marca la cifra del barómetro, ya casi llegamos a las 30 leguas debajo del suelo. Me asfixio.—Los profesores de hoy en día no saben enseñar.—oigo sin mucho ánimo cuando …