Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2017

Sosiego

Una vez me contaron que somos un péndulo. Nuestras oscilaciones son nuestras decisiones y vamos cambiando del lado "positivo" al "negativo" constantemente. De la "luz" a la "oscuridad" y viceversa. Si con más ímpetu te entregas a la "luz" la caída a la "oscuridad" puede llegar a ser más alucinante y terrible. Y lo mismo al revés. Nunca vamos a dejar de oscilar entre ambos lados porque humanos somos, pero es posible elegir con mayor frecuencia alguno de los dos. Siento que estoy justamente en la etapa de mi vida donde me mantengo con valor en el lado creador. Por eso, cuando caigo, siento que todo se transforma, que todo desaparece. Pero levantarse se ha vuelto más sencillo. Cada vez me es más fácil soltar el miedo. Algo increíble está por suceder.

La verdadera Abril

Han pasado demasiadas cosas en mi vida desde que dejé de frecuentar este blog. Cambios loquísimos. Terminé la carrera, me mudé a otro lado de la ciudad, tengo un trabajo "estable". Viajé. Me enamoré, me desenamoré. ¿Quién soy? ¿Quién soy? Lo único que me queda claro es que huyo y descubro nuevas cosas acerca de mí.
Vi que me mueve el apego.
Conocí a un hombre que ya conocía. Hace siete años que sabía de su existencia, pero no sabía quién era. ¿Por qué no le hablé antes? ¿Por qué no ofrecí mi hombro? ¿Por qué él no habló antes? ¿Por qué el no ofreció su hombro? Preguntas sin respuesta. Pero lo cierto es que me gusta demasiado y que nada tiene sentido. Y veo que es el apego el que me impulsa a sentir que lo extraño, que él es genial, que es para mí. Porque si no es el apego, ¿cómo puede ser el amor si no lo conozco?
¿En qué momento dejé de escribir? ¿En qué momento me ganó la estúpida idea de que "otros lo hacen mejor que yo"? ¿En qué momento dejé de lado la mayor de…

Si hubiera una oportunidad

Si hubiera una oportunidad, la tomaría con todo lo que implica, porque tengo muchas ganas de amar. De amarte a ti. Sin embargo, no la hay. Puedo ver un futuro que no será.Me siento agradecida porque aunque no hay esa oportunidad, existes y no me engaño. Y eso es lo que quiero para mi vida, un hombre tan completo como tú lo eres y hoy sé que lo puedo encontrar.(No hay, no hay esa oportunidadQué bello hubiera sido vivir juntos,
Querernos, esperarnos, estar).