Ir al contenido principal

El Cuarteto de Nos @Lunario AN México 2010

DSC01589

La primera vez que escuché al Cuarteto de Nos tenía 15 años. Reactor 105.7 tocaba a cada rato la pegajosa Yendo a la casa de Damián, a partir de ahí me aprendí esa rola de memoria:

Ahh, ahh, yendo a la casa de Damián
ahh, ahh, camino por el boulevard
ahh, ahh, yendo a la casa de Damián
No sé si es que ya no veo o que ya no entiendo
¡porque me cuesta tanto llegar!

Tres años después… ¡tuve la oportunidad de ir a verlos en vivo! Waaa todo por azares del destino, o debido a la suerte que me acecha siempre, o quizá porque simple y sencillamente tenía que ser así. De cualquier forma… fui a verlos al Lunario del Auditorio Nacional con mi hermano Enrique. Un concierto que, me atrevo a decir, fue genial.

Primero esperar afuera, hacer la clásica fila, después de una hora comenzar a pasar, estar casi hasta enfrente, notando las ansias de que llegue el gran momento. El gran momento. A las 19:15 hrs El Cuarteto pasa al escenario. Abren con Mírenme del nuevo disco titulado Bipolar. Las ganas comienzan a explotar “…mírenme, sé que soy el mejor, mírenme, quiéranme, tóquenme, soy yo, ¡soy yo!…”.

Enseguida comienzan los acordes de una de mis canciones favoritas del Cuarteto: Nada es gratis en la vida, …sea con dinero o no siempre se paga un favor, y si veo que algo es fácil yo dudo enseguida, pague antes o después la cuenta va a aparecer, y está claro de que nada es gratis en la vida…”. Luego suena otra de mis mega favoritas, la genialísima Ya no sé qué hacer conmigo, la gente brinca, salta y todos coreamos “…y oigo una voz que dice sin razón ‘vos siempre cambiando, ya no cambias más’, y yo estoy cada vez más igual, ya no sé qué hacer conmigo…”.

Después también oímos Así soy yo, Bipolar, Malherido [“…entre palabras sin sentido sigo viviendo malherido…”], Mi lista negra [“…en mi lista hay traidores, hay deudores, acreedores y rencores que una vez fueron amores…”] y  El Karaoke de mi noviecita. Entonces llega otro de mis momentos favoritos del concierto, la hora en que tocan Yo no soy el hijo de Hernández, waaa, cómo salté y canté durante esa canción, es que simplemente ¡rifa!

Sé de dónde vengo, sé dónde voy, por eso sé dónde estoy, no me avergüenza lo que soy, sé cuál es mi lugar y adonde pertenezco, lo que no me corresponde y lo que merezco, soy sangre de mi sangre y soy mi costumbre, mis hábitos y códigos y mis incertidumbres, soy mis decisiones y mis elecciones, soy mis acciones, solo y en la muchedumbre.

Soy mis cadencias y mis creencias, soy mi materia y mi esencia, soy mi presencia, mi ausencia, mi conciencia y mi experiencia, soy mi procedencia. Soy mi pasado y mi vigencia, soy mi herencia y mi experiencia y esta vivencia es la referencia, con otros me une y me diferencia. Por eso no pido que mi camino desande, seguiré erizando aunque me desbande, que mi voz rebote contra los Andes ¡Yo no soy el hijo de Hernández!

Nada me da satisfacción, Primavera, Sólo un rumor, Breve descripción de mi persona, Pobre Papá, Hay qué comer y Miguel Gritar son las últimas que se tocan, el público salta, grita, yo también salto y grito y levanto las manos. El Cuarteto de Nos desaparece del escenario. Nos quedamos parados con las respiraciones agitadas y entonces reaccionamos. Tumulto. Todos pedimos ¡Otra! ¡Otra! ¡Otra! ¡Otra!

Momentos de angustia. Y entonces… ¡vuelven a salir! Y se comienza a escuchar Me amo, waa una de las mejores de esta banda uruguaya “Me encanta mi aspecto de hombre tan perfecto, yo soy lo más grande que hay […] me amo, como la tierra al sol, me amo, como Narciso soy, me amo, dibujé un corazón que dice YO & YO. Y casi de inmediato lo que todos esperaban para considerar este evento como súper genial, la rola Yendo a la casa de Damián, que terminó por hacer gritar a todo lo que daba, el Lunario se deshacía, y al toque final sólo restaron los latidos furiosos de todos los que ahí estábamos. Una noche inolvidable. El Cuarteto de Nos, banda uruguaya, me hizo ser más feliz de lo que ya era. Ahora sólo resta decidirse de una ves por todas a ir al Vive Latino 2010 para verlos de nuevo. ¡Viva El Cuarteto de Nos!

1 comentario

Entradas populares de este blog

10 canciones de ColdPlay que rigen una historia de amor I

*Se recomienda poner play a los videos para hallar el sentido de la historia. (: [verídica por cierto]Yellow—¿Conoces a Coldplay? —pregunta C con el disco blanco A Rush of Blood to the Head entre sus manos.—Nunca los he oído.—confieso.—Pues… tienen una canción muy padre que se llama Yellow, no es de este disco, pero está muy padre.—C se sonroja.—¿En serio? ¿Y qué dice la canción?—Dice lo que yo pienso de ti todos los días. Shiver—Gaby, ¿hasta cuándo me vas a hablar?—…—Te juro que he cambiado.—…—¿No me quieres creer? Pues entonces a ver si le crees a él.Y me dejó la canción. Sparks—¿Ya me vas a perdonar?—No lo sé…—Mírame —dijo C poniendo sus ojos frente a los míos. —Sé que tú me quieres.—Eso no lo puedes saber.—Claro que sí, vi chispas en tus ojos.—¿Chispas? Estás loco…—Por ti… Green eyesSaqué mi cuaderno de Español y C lo tomó sin permiso.—¿Por qué pusiste esta canción en la libreta?—Me gusta ColdPlay—Antes ni los conocías.—Lo sé… pero ya pasaron dos años, los conozco perfectamente.—Esta…

10 canciones de ColdPlay que rigen una historia de amor II

Trouble—¿Te sientes bien? —pregunté tratando de no sonar preocupada.—No, no me siento bien. —dijo C desviando la mirada.—Puedes confiar en mí, dime qué te pasa.—La verdad me siento horrible, he cometido demasiados errores.—A todos nos pasa.—Nunca quise hacerte daño, en serio… eres lo más importante para mí.—Deja de pensar en eso… estoy consciente de que no fue tu intención.—¿Todavía estás enojada conmigo?—Si lo estuviera ¿te estaría hablando? Fix you—Ahora ¿qué te sucede a ti? —me preguntó C poniendo sus ojos frente a los míos.—Nada, vete… —respondí de mala gana… ¿cómo decirle que estaba así por él?—¿No me vas a decir? ¿Me obligas a contarte mis cosas y no me quieres contar las tuyas?—No me sucede nada…—Déjame consolarte…—¡No! ¡Ya déjame en paz!—Espera… sólo escucha esta canción conmigo… —tomó su discman y colocó en mi oído un auricular, mientras él tenía el otro… The scientist—Gaby… ¿de verdad este es el final?—¿A qué te refieres? —¿Jamás volveremos a estar juntos? ¿Quieres eso? ¿Quie…

Viaje al centro de la tierra

Yo soy la mano de Axel. Sí, de ese Axel temeroso que no quiere aventurarse al centro de la tierra. Yo soy sus dedos repasando el manuscrito. Sus ideas queriendo irse de su cabeza. Soy su desesperación por quedarse enterrado a cientos de leguas debajo de la tierra. Rayos, el sol da de lleno en mi cara, las neuronas me jalaron del granito del túnel subterráneo para llevarme al asiento trasero del automóvil de mi padre.Ya no había leído. Ahora las letras me piden incesantes que las pase por mis ojos antes de cerrar el libro. Despido a mi jardín con una mirada, recuesto mi cabeza lo mejor posible y continuo leyendo, dejo que las palabras se adueñen de mi cabeza. De nuevo soy Axel. Soy los ojos de Axel, aquellos que miran cosas inexplicables debajo de este suelo que piso a diario. Oigo perfectamente cuando el tío Lidenbrock marca la cifra del barómetro, ya casi llegamos a las 30 leguas debajo del suelo. Me asfixio.—Los profesores de hoy en día no saben enseñar.—oigo sin mucho ánimo cuando …