19 marzo, 2013

La escuela

A veces me despierto sin ganas de ir a la escuela. Bueno, ya sé que los que me conocen saben que me sucede muy seguido, pero qué hacerle. Pienso en los meses que me faltan para terminar la licenciatura, también me pregunto si llegaré a ser como esas personas que se lamentan por ya no estudiar, por haber dejado las aulas. Como sea, ahora mismo voy para allá, hacia la Universidad. No malinterpreten lo que escribo, no es un afán de desvalorar lo que tengo y he logrado. Sigo creyendo que el estudio abre las mentes y salva las almas. Pero la escuela... ese es otro cantar.


*Luego de escribir esto ella fue a la escuela, miró con atención a los profesores, dijo un par de cosas y volvió para escribir en su diario: «A pesar de todo, me gusta lo que hago».*

4 comentarios:

Alejandro Jónbjarnardóttir dijo...

Holi Abril, me pasa lo mismo, pero una vez que estoy allí, por lo menos estudiando y ya practicando lo que quiero a hacer, me miro y me digo "esto esta poca madre"

Peyote dijo...

T.T Abril! Tanto tiempo...

Pues yo ya deje las aulas y son de los que se lamentan, pero no por dejar las aulas sino por dejar a las personas con quien me relacioné ahí.

Hoy soy un asalariado de mierda, me gusta lo que estudié y nunca me he arrepentido de lo que estudié. Pero me arrepiento de no haber aprovechado más o disfrutados esos tiempos "más fáciles".

VaLe... dijo...

Hay días en que me pasa lo mismo, no me quiero levantar y casi lloro con mi almohada. Pero uhhh ^-^ esos días que la escuela me hace reír y que aprendo tantas cosas me hacen decir: No quiero salir de la escuela!!!

jeje, saludos Abril! que tengas un bonito fin de semana!!

Yeni Rueda López dijo...

Es normal que uno de pronto se canse de lo que hace. Yo dejé la escuela por diversas razones, pero era sobre todo, no reconocer que en eso momento no era lo que orgánicamente quería. La escuela siempre va a estar ahí y uno decide como vivirla. Pero si tú dices que al estar ahí te das cuenta de que estas a gusto, al final quizás sólo es un poquito de cansancio de la rutina. Tú sigue adelante en lo que quieras y de la forma que quieras.

Ah, y checa esto también:

http://flm.mx/index.php?option=com_content&task=view&id=708&Itemid=830#1

¡Besos!